Crónica de Luis Barquín

Publicado el : 26/07/2019 14:16:28
Categorías : Nao Santa María

Crónica de Luis Barquín

Era conocida la Tall Ship de Bay City por la devoción y el cariño que ponen cada año en el evento, por ello que tuviéramos tanta ilusión en disfrutarla.

El día antes a nuestra llegada, puesto que íbamos con tiempo, estuvimos haciendo maniobras con las velas para practicar el izado y el arriado de las mismas entre otras, para aprender a manejarnos con soltura a la hora de navegar a vela.

Todo un reto ya que los oficiales nos dieron la oportunidad de organizar las maniobras por nosotros mismos.

Al día siguiente esperamos junto a los demás barcos a las puertas del canal para hacer entrada uno detrás de otros al río de Bay City. Cuando llegamos a la ciudad fue un esplendido
recibimiento.

Los días abiertos a público, con el calor y el buen tiempo como protagonistas, se desarrollaron con normalidad y largas colas hicieron que el barco no quedara nunca vacío. La curiosidad de tantos por saber cómo se cruzo el atlántico, como vivimos, o cómo es posible escalar hasta la cofa son las preguntas a las que respondíamos con satisfacción.

¡Todo un éxito frente al público! Tras tres días de llenos de actividades y conciertos despedíamos
la última noche con un grupo salomas español que tocaban para el festival y fue un lujo verlos en directo, compartiendo el momento junto a otros compañeros y amigos de otras embarcaciones.

Sin más, Bay City ha sido una experiencia que no olvidaremos por mucho tiempo.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)